Uñas de Porcelana

El mundo de las uñas postizas es realmente amplio y hermoso. Dichas extensiones le darán a tu mano un aspecto sublime, elegante y sofisticado.

Puedes elegir entre varias opciones de uñas permanentes, uñas postizas o uñas falsas, pero en este artículo te hablaremos específicamente de las uñas de porcelana, las cuales suelen confundirse con las acrílicas, por ello responderemos todas tus dudas acerca de ellas.

¿Qué son las uñas de porcelana?

Las uñas de porcelana son un tipo de uñas postizas que, a diferencia de las acrílicas, se elaboran con fibra de vidrio. De esta manera, resultan ser un poco más finas y frágiles, además que requieren un cuidado mucho más especial que cualquier otra uña postiza. Estas pueden ser prefabricadas o moldeadas directamente sobre la uña.

Generalmente son un poco más caras que las acrílicas y las de gel. Su aplicación cuesta generalmente de 40 euros en adelante, todo dependiendo del salón de belleza al que asistas. Para hacerle mantenimiento, debes ir con tu estilista cada 15 días para rellenar el espacio que va dejando el crecimiento de tu uña natural.

Materiales para las uñas acrílicas

Te daremos una lista sencilla y detallada de los materiales que necesitaras para hacer uñas de porcelana. Todos son bastante fáciles de conseguir y muchos los puedes tener en tu propia casa. Esto te servirá para empezar a comprar tus propios materiales y empezar a trabajar con este arte.

  • Instrumentos de manicura: cortauñas, corta cutícula, empujador de cutícula, acetona, algodón, etc.
  • Gel de construcción: se utiliza para darle forma y adherir la fibra de vidrio
  • Fibra de vidrio: Este material viene en forma de hebras que le darán la forma y el largo a la uña de porcelana
  • Resina: solo se usa para pegar algún tipo de decoración en las uñas, si el diseño que quieres no lo necesita, puedes obviar
  • Luz UV: es necesario que tengas una lámpara de luz UV para fortalecer el gel de construcción y que este se seque más rápido
  • Aceite de cutícula: se utiliza para hidratar la piel alrededor de la uña una vez aplicada la uña de porcelana
  • Nivelador de PH: este producto ayuda a nivelar el pH de la uña retirando la humedad y grasa en ella. De esta manera evitas que la uña sufra daños.
  • Protein bond: este líquido ayuda a que tu uña quede protegida y que la fibra de vidrio se adhiera mejor
  • Limas: son realmente importantes para limar la uña y darle la forma que desees
  • Alcohol antiséptico: debes usarlo para desinfectar y limpiar tus materiales

¿Cómo se aplican las Uñas de Gel?

Siempre tenemos la opción de acudir a un salón de belleza y que un o una manicurista experta nos las haga, sin embargo, si ya tienes cierta práctica y quieres ser atrevida, puedes hacerlas tú misma, tanto a ti como a otras mujeres.

¿Cómo? Aquí te dejamos este completo tutorial de Cómo hacer las uñas de gel PASO A PASO.

¿Cómo quitar las uñas de porcelana en casa?

Si ya te cansaste de usarlas o no quieres seguir retocándo, es importante que sigas los siguientes pasos para quitarlas de manera totalmente segura. Así evitarás que tu uña natural sufra daños y que el dedo te duela.

Con acetona

  1. Con un clipper o cortauñas corta la uña postiza al ras de tus dedos
  2. Lima todo lo que puedas la superficie para ir desgastando la uña de porcelana y que esta quede lo más fina posible para quitarla más fácilmente
  3. En un envase pequeño coloca un poco de acetona para que vayas mojando las bolitas de algodón
  4. Coloca los algodones humedecidos en todas tus uñas y cubrelos con aluminio por 30 minutos para debilitar la uña de porcelana
  5. Retira el aluminio, lava tus manos y uñas para eliminar el exceso de acetona y aplica una crema o aceite hidratante para protegerlas.

Uñas de porcelana VS uñas de gel

A pesar de que estas dos utilizan un gel para crear la consistencia de la uña, ambas poseen ciertas características que las diferencian unas de otras y que se adaptan a los gustos independientes de cada persona. Por ello, te explicaremos a continuación las diferencias principales de estos dos tipos de uñas postizas.

La primera diferencia se encuentra en el proceso. Las uñas de gel solo utiliza de una a dos capas, en cambio, las uñas de porcelana deben utilizar muchas más debido a que le deben dar consistencia y dureza a la fibra de vidrio, por lo que el proceso resulta ser un poco más largo y tedioso.

Por otro lado, también se diferencian en la extensión. Las uñas en gel se limitan únicamente al tamaño de la uña natural, mientras que a las uñas de porcelana puedes darle el tamaño y la forma que gustes: largas, medianas, cuadradas, puntiagudas, etc. también el precio de las de porcelana suele ser un poco más elevado debido a que utilizan fibra de vidrio.

Conclusión

Esperamos que te haya servido esta información. Anímate y prueba con utilizar este tipo de uñas postizas, son realmente fáciles de colocar y no necesitas de ayuda de un profesional para poder ponerlas, puedes hacerlas por ti misma en tu propio hogar.

Utilizamos cookies propias y de terceros para garantizar el correcto funcionamiento del sitio y mejorar la experiencia del usuario. Si continuas utilizando este sitio estarás aceptando el uso de cookies. Política de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar