Las CutĂ­culas y su cuidado

Las cutículas son una fina capa de células que protegen nuestras uñas de agentes externos que pueden causar infecciones, dependiendo del tipo de persona se puede tener más o menos cutículas.

Generalmente cuando vamos a hacernos la manicura nos preguntan si deseamos que las corten, con esta posición existen opiniones encontradas, sin embargo, ya hablaremos de ello más adelante.

Es importante saber que la función de la cutícula es proteger nuestras uñas y una de las razones por las cuales suelen crecer mucho es por exponer nuestras uñas a componentes que son agresivos para éstas.

Por ejemplo, si tenemos el mal hábito de morderlas, el pH de nuestra saliva es corrosivo, esto le está diciendo a la cutícula que nuestra uña está desprotegida y necesita crecer más, aparte de esto el crecimiento de la cutícula también se ve relacionado a la producción de queratina en cada persona.

ÂżDeben cortarse las cutĂ­culas?

Pues bien, muchos especialistas de la salud concuerdan en que realmente no es necesario retirarlas, que con tan sólo empujarlas hacia atrás y el cuidado oportuno es suficiente para mantener su crecimiento controlado.

Esta opinión es compartida por algunas especialistas en el tema como Elena Daudova, experta en uñas, por su parte, otras opiniones concuerdan en que sí deben quitarse, ya que la piel que recubre la uña es muerta y es necesario que una nueva crezca.

Toman en cuenta que sólo debe quitarse la capa fina que recubre la uña, hay que ser muy cuidadosos al cortarla ya que se puede cortar la piel de la cutícula que cubre el dedo, corriendo el riesgo de ocasionar infecciones o maltratarla causando el desprendimiento de los pedacitos de piel que tanto nos hacen sufrir cuando se enredan en la ropa, los padrastros.

En conclusión, la decisión de cortar o no las cutículas va a ser personal, ambas opciones funcionan, sin embargo, no cortarlas es más seguro y al final todo va a depender del cuidado que les demos, si las cuidamos bien, cortarlas no será necesario.

ÂżCĂłmo quitar o eliminar las cutĂ­culas?

Muchos especialistas recomiendan no eliminar las cutĂ­culas de raĂ­z, ya que nos protegen ante posibles infecciones.

Aún así, es importante darles forma a nuestras cutículas y nuestras uñas.

Vamos a seguir los pasos siguientes:

1. Ablandar las cutĂ­culas

  • Pon tu mano en remojo durante aproximadamente 5 minutos.
  • Aplica el ablandador de cutĂ­culas por encima de las cutĂ­culas.
  • Espera unos 5 minutos.
Si no dispones de un ablandador de cutĂ­culas, una alternativa casera podrĂ­a ser aplicar unas gotas de aceite de oliva en su lugar. AĂşn asĂ­, siempre es recomendable utilizar productos especĂ­ficos para ello.

2. Secado de las cutĂ­culas

  • Coge tus manos con cuidado y aplica sobre tus cutĂ­culas una crema hidratante especial para manos.
  • Hazte un suave masaje hasta que veas que la piel ha absorbido toda la crema.

3. Eliminar las cutĂ­culas

Procede a eliminar las cutículas sobrantes, para eso necesitarás un removedor o eliminador de cutículas, también conocido como quitacutículas.

  • Empuja las cutĂ­culas hacia atrás, deslizando el pusher por la uña y se irá levantando una piel blanquecina. Hazlo con suavidad y resiguiendo el contorno y la forma de la base de la uña.
  • Coge los alicates corta cutĂ­culas por la parte no cortante y procede a remover las cĂ©lulas muertas que debemos quitar.
  • Usa el cortacutĂ­culas para elimiar la parte sobrante.

Dependiendo de la persona, tendrá más o menos cutícula sobrante.

5. Crema hidratante

Finalmente, aplica de nuevo crema hidratante en cada una de las cutĂ­culas de todos los dedos.

ÂżCĂłmo cuidar las cutĂ­culas?

El cuidado de las cutículas es muy importante para nuestras uñas, debemos utilizar los mejores materiales para ello, es importante tener presente que debemos siempre, antes y luego de su uso, desinfectarlos con alcohol para evitar futuras infecciones.

Para el cuidado básico de nuestras cutículas necesitamos tener a la mano siempre:

  • Suavizador de cutĂ­cula
  • Empujador de cutĂ­culas
  • Corta cutĂ­culas
  • Aceite para cutĂ­culas

A continuación, te presentaremos dos rutinas básicas del cuidado de las cutículas, tanto para quienes prefieren cortarlas como para quienes no:

Rutina NÂş 1

  1. En un recipiente hondo de tamaño mediano, coloquemos suficiente agua tibia que pueda cubrir todas nuestras manos, luego metámosle dentro del recipiente asegurándonos que el agua cubra nuestras uñas y cutículas, mantengamos así unos 5 minutos, el agua tibia ayuda a que las cutículas se ablanden y sea fácil manipularlas.
  2. Sacar las manos y secar con una toalla limpia, dando toquecitos, sobre los dedos y uñas, las cutículas deben estar húmedas más no empapadas de agua para que manipularlas sea más fácil
  3. Con un empujador de cutícula o palito de naranja, retiramos la cutícula hacia atrás con la parte plana, la punta vamos a usarla para limpiar la parte interna de nuestras uñas.
  4. Con un corta cutículas cortar solo la piel que se ha desprendido de las uñas, debemos tener mucho cuidado de no cortar de más, para diferenciar la piel que tenemos que cortar es fina y de color blanco y va a estar desprendida de la uña.
  5. Aplicamos un aceite para cutículas, y masajear alrededor de ellas, estos aceites ayudan a que estén humectadas y que sea sencillo tratarlas, además de fortalecerlas y ayudar con el crecimiento de nuestras uñas.
  6. Por último, utilicemos guantes de fijación, estos pueden ser de algodón, ayudan a que la humectación sea más efectiva, podemos usarlos de la noche a la mañana.
  7. Para conseguir mejores resultados podemos repetir esta rutina cada noche (sin la corta cutícula) y con el tiempo no será necesario utilizarlo.

Rutina NÂş 2

Sigamos todos los pasos de la rutina anterior y sĂłlo omitiremos el paso del corta cutĂ­culas.

Si todos los dĂ­as no podemos practicar esta rutina, es importante que al menos repitamos los Ăşltimos dos pasos, ya que, como nuestras manos y resto de la piel, nuestras cutĂ­culas necesitan mantenerse hidratadas.

CĂłmo evitar tener las cutĂ­culas secas

Además de mantener una rutina en su cuidado, tomemos medidas preventivas para evitar cutículas secas:

  • Utilicemos guantes a la hora de manipular algĂşn producto quĂ­mico
  • Aplicamos mascarillas caseras, como de aceite de oliva con vitamina E, masajeamos nuestras cutĂ­culas, esto ayudará a que se hidraten a profundidad
  • No lavemos los platos con agua caliente, la acciĂłn del agua caliente y el jabĂłn deshidrata nuestras cutĂ­culas
  • Si removemos el esmalte de uñas, con removedores en base de acetona, procuremos hidratar de una vez nuestras cutĂ­culas, pues esta acciĂłn es corrosiva y las seca
  • ¡NO! morderse ¡NUNCA! las uñas y mucho menos nuestras cutĂ­culas, esta acciĂłn las debilita, las daña y además es una de las causantes que las cutĂ­culas crecen aceleradamente

Aceites para cutĂ­culas

Los aceites para cutículas se recomiendan sean ricos en vitamina E, pues las hidrata además de fortalecerlas, también ayuda a mejorar su crecimiento y que nuestras uñas mantengan un color natural, por el uso de removedores de esmalte pueden adquirir un tono amarillento.

A continuaciĂłn te mostraremos una lista de aceites especiales para cutĂ­culas y dĂłnde obtenerlos:

Serum Revium

Este serum nutre y fortalece las cutĂ­culas, con una combinaciĂłn de vitaminas A, E, F y C aporta a tus cutĂ­culas el cuidado que merecen; junto a estas vitaminas contiene otros nutrientes como los del aceite de mirra, el algodĂłn, la canola y la lecitina.

Puedes obtenerlo en:

https://amzn.to/2Vr6nz6

Vainilla

Esta marca de aceite para cutículas con aroma a almendras, te ofrece una combinación de aceite mineral fortalecido con vitaminas A y E, que le darán a tus cutículas la protección que necesitan. Puedes encontrarlo en:

https://amzn.to/2K2YMBp

Aceite de Argán Eclat

Este aceite para cutículas, es 100% puro de argán, rico en vitamina E y omega 6, este tipo de aceites son de los más recomendados para tus cutículas pues le aportan justo lo que necesitan. Puedes adquirirlo en:

https://amzn.to/3cjBBPq

Infecciones en la cutĂ­cula

Estas se adquieren por lo general con la manipulaciĂłn inadecuada o por la contaminaciĂłn de alguno de los instrumentos que se usan para tratarlas.

Estas pueden ser desde, hongos, infecciones cutáneas, infecciones bacterianas, verrugas y en caso extremo por contaminación de sangre en una herida abierta hasta VIH.

Entre las más comunes podemos encontrar la paroniquia conocida comúnmente como “uñero”, que se caracteriza por:

  • HinchazĂłn y enrojecimiento alrededor de la uña
  • FormaciĂłn de pus en la uña
  • Fuerte dolor y sensibilidad al contacto
  • DecoloraciĂłn y palpitaciones en la uña

Para el tratamiento de esta afecciĂłn es importante acudir al dermatĂłlogo, para que asigne el tratamiento adecuado, es importante no automedicarse.

ConclusiĂłn

Con esto damos por finalizada esta guía para el cuidado de las cutículas, esperamos que la información proporcionada sea de mucha ayuda y te ayude a tener unas cutículas saludables para que puedas lucir unas uñas bonitas y unas manos perfectas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para garantizar el correcto funcionamiento del sitio y mejorar la experiencia del usuario. Si continuas utilizando este sitio estarás aceptando el uso de cookies. Política de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar